Qué es y para qué sirve el arbitraje


Aunque la mayoría piensa que los árbitros sólo existen en los partidos de fútbol, también hay árbitros en el Derecho.

El arbitraje es un mecanismo para resolver las controversias que dos o más empresas o personas tienen entre ellas. Y estos árbitros no son sino jueces privados que esas empresas o personas contratan para que definan quién tiene la razón frente a una discusión específica.

El arbitraje tiene la ventaja de qué es una justicia más rápida que la ordinaria y los árbitros, normalmente, son reconocidos expertos y expertas en sus campos. La desventaja es que puede ser muy costoso; mientras un proceso judicial común y corriente es básicamente gratuito, en el arbitraje se le pagan honorarios a cada árbitro y al secretario del tribunal, además de los gastos del centro de arbitraje. Por eso, al arbitraje llegan grandes compañías y empresarios.

Para que el arbitraje sea una alternativa válida para resolver un conflicto se necesita un pacto arbitral.

Este pacto puede darse desde el principio de la relación entre las dos empresas o personas, por ejemplo desde que celebran un contrato, o puede darse sólo al momento de la controversia. En el primer caso se habla de una cláusula compromisoria y en el segundo de un compromiso.

Si deseas incluir una cláusula compromisoria en tus contratos para que las diferencias que tengas con tu contraparte sean resueltas por un árbitro, puedes descargar este modelo de cláusula en la página de AmigoLegal.

#Arbitraje #Pactoarbitral #Controversias