Derecho de petición

¿Para qué?

 

La petición es un derecho que todos tenemos; la información es clave en nuestras vidas. Tenemos el derecho a que nos contesten las preguntas que hacemos y nos entreguen la información que necesitamos. Y el mejor mecanismo para lograr esto es el derecho de petición.

 

¿Qué es?

 

Un derecho de petición no es más que una carta pidiendo algo, desde datos y acciones o comportamientos hasta documentos y archivos. Básicamente es una carta en la que se diga qué se quiere y por qué.

 

¿Cómo?

 

¡Sigue estos pasos sencillos para hacer uso del derecho de petición!

1.   Descarga el formato gratuito que AmigoLegal tiene para ti:

 

2.   Llena los espacios señalados en azul: Al lado de cada espacio te decimos con qué tipo de información tienes que llenarlo.

3.   Cuando ya hayas completado todos los espacios, imprime dos (2) copias el derecho de petición y fírmalas.

4.   Presenta el derecho de petición ante la entidad. Esto lo puedes hacer de varias formas:

- Presencialmente: Entrega una copia del derecho de petición y pide que en la otra dejen una constancia del recibido con la fecha.

- Por correo físico: En este caso entrega sólo una copia pero quédate con la constancia de envío.

- Por correo electrónico: Envía tu derecho de petición firmado y escaneado a la dirección electrónica de la entidad. 

 

5.   Cuenta los días. Por regla general, las personas y entidades tienen un plazo de quince (15) días hábiles para contestar tu derecho de petición.

 

6.   Si no te responden tienes la posibilidad de presentar una tutela para que te den respuesta.

 

Si necesitas ayuda con este último paso o tienes cualquier pregunta